lunes, 6 de febrero de 2012

Quiero ser Miranda Makaroff y que Lydia Delgado sea mi madre


No me entendáis mal, no significa que no esté contenta con mi vida, ni que mi madre no sea la madre ideal (que lo es, os lo puedo asegurar), ni que me arrepienta de ninguno de los pasos que he dado en mi vida, de verdad que no...

Es simplemente que creo que todo sería más fácil si me llamase Miranda Makaroff, nada más.

La verdad es que me cae bien. Al principio me parecía una niña frívola más, como tantas blogueras famosas que todos conocemos, pero poco a poco me ha ido conquistando.

Sus entrevistas son amenas y demuestran sensatez, su forma de vida divertida y desenfadada es de lo más natural, ella es así, y se divierte en cada momento, y lo respeto.

Pero sinceramente, lo de ser diseñadora con colección propia a los veinte y pocos con esta difusión mediática me da envidia, he de confesarlo, envidia sana al fin y al cabo, pero no deja de ser envidia.

Todo empezó el año pasado con mirandaforlydia y la primera colección Le Caniche, que se presentó en muñecos de madera troquelada de aire naïf hechos por la propia Miranda.









Me recuerda a las típicas colecciones que presentas como proyecto final en la escuela de diseño (pero mejor confeccionada por supuesto), algún día colgaré las fotos del mío para que entendáis lo que quiero decir.

Sin más, prendas de punto sin ningún tipo de relación ni coherencia, pero que no dejan de tener su encanto.

Ahora vuelven a la carga con Acid Garden, una colección que nada tiene que ver con la primera y que, como bien comentan en ViewonFashion: "es una mezcla entre los distintos gustos y estilos de ambas y algunas de las tendencias del momento".




















¿A que ahora me entendéis?

2 comentarios:

Sol dijo...

No me gusta nada, pero en fin, para gustos colores, dicen... de todas formas esto del diseño es taaaan subjetivo...

Gaya dijo...

Hola Sol!! Nosotras mejor que nadie sabemos que es verdad!! Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...